Uso de cubrebocas de tela (COVID-19)

English | Español

El viernes 3 de abril, los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) emitieron recomendaciones respecto del uso de cubrebocas de tela. Aunque estas medidas son opcionales, es posible que ayuden a reducir la propagación del virus. Su objetivo no es reemplazar las recomendaciones sobre distanciamiento físico y lavado de manos, las cuales deben continuar como medidas de protección.

 

Los residentes de Carolina del Sur no deben salir corriendo a comprar mascarillas. Como recordatorio, los CDC advirtieron que este es un brote histórico y sin precedentes, y que los insumos son limitados. Es importante que guardemos las mascarillas fabricadas para los médicos, enfermeros y el personal de servicios de emergencia, que son quienes más las necesitan. Las mascarillas, sin embargo, pueden hacerse en casa. 


Las mascarillas hechas en casa pueden reducir la cantidad de virus que se exhala y evitar que las personas se toquen la nariz y la boca. Se recomienda el uso de mascarillas en situaciones en las que el distanciamiento físico puede ser difícil de mantener, como dentro de un supermercado, farmacia, etc. Las mascarillas actúan como protección contra el virus, al impedir que personas infectadas, pero que aún no han demostrado síntomas, contagien el virus a otros.

 

El uso de mascarillas no debe brindar una falsa sensación de seguridad. Por el contrario, las personas deben continuar tomando todas las precauciones recomendadas. Las mascarillas deben usarse para proteger a los demás. Por último, es importante comprender que estas recomendaciones no habilitan a una persona con síntomas de COVID-19 a salir a la calle. Las personas que presentan síntomas deben continuar aisladas en su hogar, pero pueden evaluar el uso de una mascarilla casera cuando salen para acudir a una consulta médica.

Lavar los cubrebocas de tela

Debería lavar los cubrebocas de tela después de cada uso. Siempre es importante quitarse el cubrebocas de manera correcta y lavarse las manos después de manipular o tocar un cubrebocas usado.

Cómo limpiar

Lavdora

  • Puede lavar los cubrebocas con el resto de las prendas.
  • Use su detergente para ropa habitual y la configuración de temperatura de agua máxima permitida para la tela del cubrebocas.

Lavado a mano

  • Prepare una solución con blanqueador con cloro. Para eso debe mezclar:
  • 5 cucharadas (1/3 taza) de blanqueador con cloro de uso doméstico por galón de agua a temperatura ambiente o
  • 4 cucharaditas de blanqueador con cloro de uso doméstico por litro (cuarto de galón) de agua a temperatura ambiente.
  • Verifique la etiqueta para saber si su blanqueador con cloro es apto para desinfección. Es posible que algunos blanqueadores, como aquellos diseñados para proteger los colores de la ropa, no sean aptos para desinfección. Asegúrese de que el blanqueador no esté vencido. Nunca mezcle blanqueador de uso doméstico con amoníaco u otros limpiadores.
  • Sumerja el cubrebocas en la solución de blanqueador durante 5 minutos.
  • Enjuague bien con agua fría o a temperatura ambiente.

Asegúrese de secar completamente el cubrebocas después de lavarlo.

Cómo secar

Secadora

  • Use la configuración de temperatura máxima y deje el cubrebocas en la secadora hasta que esté completamente seco.
  • Secado al aire libre
  • Extienda el cubrebocas y permita que se seque por completo. De ser posible, colóquelo directamente bajo la luz solar.

Secado al aire libre

  • Extienda el cubrebocas y permita que se seque por completo. De ser posible, colóquelo directamente bajo la luz solar.

 

¿Qué es el distanciamiento físico?

 

Recursos adicionales:

 

Tags

Community Survey COVID-19